viernes, 23 de mayo de 2008

Un Recuerdo

Como poder dormir cuando sé que mañana no te veré,
para que despertar si un beso tuyo en mi mejilla no sonará,
mirar la luna llena ya no tiene sentido pues no te veo reflejada,
solo y desesperado espero una mañana vacía sin tu voz,
adormilado trato de recordar aquello que prometiste antes de marchar,
el sueño entra en mí y lucho por mantenerme firme y no olvidarte,
la noche se hace eterna y en el cielo una estrella luce solitaria e irónica,
mis manos resquebrajadas aún tratan de mantener la esencia de tu cuerpo,
las paredes blancas ahora son negras y lloran amargas tu ausencia,
a mi derecha la puerta abierta sigue cerrada igual que tu corazón,
la persiana cruje recordando que hay vida fuera aunque yo esté muerto,
escucho una voz y levanto la vista, no eres tú, la muerte me ronda y yo solo quiero una cosa: ¡RECORDARTE!

1 comentario:

Lunático dijo...

Cuando nos asaltan los recuerdos es dificil evitar mezclarlos con la melancolía. Pero no está mal recordar.
Es como volver a leer un libro que te gustó, o volver a ver esa peli que te sabes de memoria. Recordar, es ver la película de nuestra vida.
Pero según creo, no debemos dejar que los recuerdos guien nuestro presente, solo aprender de ellos. Exprimir esas vivencias para sacar la mayor experiencia posible.
Pero lo realmente importante, está, en lo que estas viviendo.
De ello depende tu futuro.
Un Saludo.