lunes, 26 de mayo de 2008

Crónica de un vampiro

Mi alimento se mueve,
difícil de cazar,
fácil de engañar.
Durante el día escondido,
espero y anhelo la noche,
para comer y no ser comido.


No hay comentarios: