lunes, 26 de mayo de 2008

Mañana

Mañana, todo cambiará mañana,
en un lejano intento por consolarme,
trato de pensar en el futuro,
viendo que el presente es bastante negro.
Ilusiones y sueños se mezclan en mí,
para conseguir un mañana que empieza hoy.
Cuando intento poner toda mi fe en ti,
sin saber realmente si responderás.
Solo pienso en dejar pasar el tiempo,
y que por ti misma te des cuenta,
que mañana es ese gran día,
en el cual nuestros labios se unirán.

1 comentario:

Lunático dijo...

Tener presente el pasado, es correcto. Tienes en cuenta los errores ya cometidos. Pero uno, no debe recrearse en él.
Soñar en anhelos de un mañana mejor, está bien para marcar nuestras metas, para saber cuales son nuestros deseos y nuestros propositos.
Pero por muy ngro que sea, todo depende solo de las decisiones que tomemos en el presente. Tanto como no caer en errores pasados como no ilusionarnos en vano.
Un saludo