viernes, 18 de julio de 2008

La vejez

La naturaleza muerta,
que reposa después del atardecer,
no cesa de mirarme,
solo quiere verme envejecer.
Las tristes hojas,
en el suelo quedan ya para el olvido,
mi maltrecho cuerpo,
reposa tranquilo disfrutando lo que ha vivido.

2 comentarios:

vitolink dijo...

Hermoso retrato de la senectud.Me gusta especialmente el último verso: sabe a héroe derrotado, y eso siempre seduce!

Buena mano para los micros y para los poemas!Enhorabuena!!!

Un saludo!

LadyLuna dijo...

¡Actualiza ya!
Que hay ganas de leerte;)

Respecto a esta poesía, el tiempo pasa, como todo en la vida, por lo que lo mejor es disfrutar de cada momento, sentimiento y situación, para cuando llegue el día en que no podamos, hayamos hecho todo aquello que hayamos querido;)
Me gusta;)

¡Besos!